¿Qué es el feminismo?

0
1630

En Psicorockgía consideramos muy importante la educación para lograr cambios en la sociedad. En una época en la que la igualdad de género provoca tanta controversia, nos gustaría dejar claras algunas cuestiones terminológicas ya que, muchas veces y sin saberlo, el problema del choque entre puntos de vista radica únicamente en eso (si bien es cierto que muchas otras veces no).

En este artículo, distinguiremos entre tres términos que provocan confusión y que, una vez conocidos, nos ayudarán a defender nuestro propio punto de vista en “el eterno debate”. Además,  viajaremos por el pasado de nuestra sociedad y entenderemos cómo está organizada de una manera muy amena.

¿Conocíais el lado feminista de Kurt Kobain? Según él mismo, esta canción es una crítica a la violación y, por consiguiente, al machismo:

Feminismo, machismo y hembrismo

¿Quién no ha tenido una bronca con alguien de su entorno por un comentario que alguien considera machista y, sin embargo, la otra parte del desencuentro no lo ve así?

Para empezar y para aclararnos, conozcamos algunos conceptos clave sobre este asunto: ¿Qué diferencia hay entre machismo y feminismo? ¿son opuestos? ¿qué es el hembrismo?

Veamos qué dice la RAE sobre el tema:

FEMINISMO: ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres.

Además de la definición básica, es importante conocer que este término hace referencia a un conjunto muy variado de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales que buscan liberar a las mujeres y reivindicar sus derechos, cuestionan la dominación y violencia de los varones, así como la asignación de roles sociales (simplificando mucho, mucho: a ti, por ser niña, te toca coser. A ti, por ser niño, te toca jugar a las batallas).

MACHISMO: actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

Así, el machismo constituye una actitud de discriminación y desvalorización de la mujer, basado en la idea de superioridad del hombre, que lleva consigo prácticas sociales que promueven la negación de la mujer como sujeto.

HEMBRISMO: la RAE, en marzo de 2015, publicó el siguiente tweet, en respuesta a otro usuario: «Hembrismo», como opuesto a «machismo», es un neologismo de reciente creación; su acuñación es correcta. Es decir, el hembrismo podría ser considerado una actitud de prepotencia de las mujeres respecto de los varones.

¿Por qué el feminismo es necesario?

Siempre es interesante conocer cómo hemos llegado al lugar en el que estamos. Por eso, vamos a desarrollar de forma muy breve el marco histórico de la sociedad en la que vivimos:

Lo primero que debemos saber es que vivimos en una sociedad patriarcal. El patriarcado es el tipo de organización más extendida en el mundo y hace referencia a la estructuración de los grupos familiares alrededor del varón. Para que nos entendamos: papá o, en su ausencia, el hijo mayor de la familia, es el mandamás, y esto ha sido así desde hace mucho tiempo. Cuando nosotros llegamos al mundo, el patriarcado “venía con la casa”. Esto quiere decir que ninguno de nosotros es culpable de que ya estuviera implementado, pero sí somos culpables de perpetuarlo.

Pero… ¿cómo hemos llegado a vivir en ese tipo de sociedad?: hace muchos, muchos años, mujeres y hombres se repartían el trabajo de la siguiente manera: las mujeres parían y criaban a los hijos mientras que los hombres buscaban alimento y protegían a sus familias para garantizar la supervivencia de sus genes.

Después llegaron los dioses griegos: las historias cuentan que eran muy violentos y agresivos y que raptaban y violaban a mujeres y a niños, sin piedad. A Zeus, sin ir más lejos, se le atribuyen historias de persecuciones a diosas y mortales (el Zeus achuchable de Hércules, la peli de Disney, parece no ajustarse a esta realidad).

La mujer era inadecuada e incompleta para muchos filósofos. Por ejemplo: Hipócrates, Platón y Aristóteles dividieron los sexos en fuerte y débil en lo fisiológico, intelectual, sexual y ético. Y este conocimiento fue expandiéndose y considerándose cierto.

Women suffragists picketing in front of the White house - ¿Qué es el feminismo?

En Roma y en la Europa Medieval, las mujeres, los menores y los esclavos eran del señor: totalmente de su propiedad. Como tal, los utilizaba a su antojo. En lo jurídico, se reconocía el poder marido sobre su mujer (¿a vosotros también os ha venido a la mente cualquiera de los personajes femeninos de Juego de Tronos?)

En la religión, también se observan algunas pistas de subordinación de la mujer: en la ceremonia del matrimonio por la Iglesia suele utilizarse la epístola de San Pablo, que dice lo siguiente: “Así como la Iglesia está sujeta a Cristo, así las mujeres lo han de estar a sus maridos en todo”.

Además, las obras literarias seguían (y siguen) promulgando ideas machistas y perpetuando el patriarcado.

¿Podemos recordar cuántas mujeres han aparecido en nuestros libros de historia, literatura o ciencia? ¿no se hace bastante evidente la invisibilización de la mujer?

Nuestro punto de vista

Es difícil imaginar que la sociedad actual no sea machista con todo lo que lleva a sus espaldas. Por supuesto, no hablamos de personas particulares, si no de sociedad en general: de la forma de organización social que ha estado siguiéndose hasta el momento. Es decir: no “eres tú, que eres un machista que ha pisado mis derechos y ahora tengo que luchar por recuperarlos”. Somos todos, una sociedad que ha crecido de este modo y que podemos mejorar si todos colaboramos por la causa. En este sentido, el cambio es necesario ya que el machismo es el germen de la violencia de género y de otros muchos problemas que, por espacio, no nos es posible discutir.

Si nos paramos a pensar e intentamos ser objetivos, nos daremos cuenta de que, aunque hayamos dado muchos pasos, queda mucho por andar.

Desde Psicorockgia, queremos destacar que, tal y como dice la RAE, el feminismo no es ni nunca será el intento de la mujer por machacar al hombre. Queremos buscar un entendimiento amable, en el que hombres y mujeres se ayuden en la búsqueda de la igualdad (y no superioridad) de ninguno de los géneros.

¿Y tú? ¿Eres feminista?

Pérez Fernández, M., Torres García, A.V. y Velasco Riego, L. (2005) Sociedad, Violencia y Mujer: Retos para Afrontar la Desigualdad: Una Perspectiva Biopsicosocial y Jurídica.
Salamanca: Amarú

Pearson, Turner y Todd Mancillas, (1993) Comunicación y género. Barcelona: Paidós.

Compartir
Artículo anteriorLa sociedad “depresiva” del siglo XXI
Artículo siguienteLos trastornos de la conducta alimentaria se curan
Soy psicóloga sanitaria en Aumenta, proporcionando tratamiento psicológico a población infantil, juvenil y adulta. He trabajado como psicóloga social en Fundación Tomillo y poseo amplia formación práctica en diferentes entidades. Soy Graduada en Psicología por la Universidad de Salamanca y Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Poseo mi propio modo de trabajar, basándome principalmente en las corrientes cognitivo-conductual y sistémica, cautivada por una máxima: "conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana". Carl Jung.