La ayuda a la víctima: una poderosa herramienta

0
998

En anteriores artículos hemos podido ver qué es el bullying, los tipos de violencia que pueden ejercerse en conductas de acoso y los protagonistas en este tipo de situaciones: acosador, víctima y observadores. Como pudimos comprobar con la historia de Lucas en el anterior artículo, las manifestaciones del acoso escolar van más allá del entorno escolar, especialmente en el cyberbullying.

Pero aún no hemos acabado con nuestra historia. Recordemos que Laura decidió no formar parte del acoso a Lucas, un comportamiento muy positivo frente al acoso. ¿Quieres saber cómo acaba nuestra historia? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo reconocer si estoy ante un posible caso de acoso escolar?

Con la historia de Lucas pudimos ver como la víctima recibía conductas de acoso como insultos, esconder objetos, exclusión social (no invitar a ciertos planes) o reírse públicamente de él. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que, muchas veces, nuestros menores pueden tener ciertas dudas respecto a lo que está sucediendo como quizás pueda pasarle a nuestra amiga Laura.

Parte 1

Como vemos nuestra observadora proactiva Laura sigue ofreciendo su apoyo emocional a la víctima de nuestra historia, aspecto fundamental en el acoso escolar. Por su parte, Lucas está hablando sobre una pérdida de concentración y de rendimiento académico, indicios importantes que pueden hacernos ver que un menor puede estar padeciendo acoso y manifestando sus consecuencias.

Lucas comenta que prefiere estar solo y que sus aficiones ya no le gustan como antes. Vemos como, el aislamiento y la pérdida de aficiones también son indicadores del acoso escolar en las víctimas.

Con nuestra historia probablemente hayas podido pensar en cómo se puede sentir Lucas. El nerviosismo y la ansiedad le afectan a la hora de estudiar o relacionarse con sus padres. Estos indicadores, junto con los cambios bruscos de carácter y la negativa a asistir al centro escolar son importantes indicadores ante los que debemos prestar atención en posibles casos de acoso escolar.

¿Por qué no se defiende a la víctima?

Con nuestra historia hemos podido comprobar que Laura es la única que ha intervenido a favor de Lucas de todos los implicados en la historia. Podríamos pensar: ¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué no todos ayudan a Lucas?

Parte 2

Hazler (1996) considera que hay tres razones por las cuáles los observadores no intervienen a favor de la víctima: a) porque no saben cómo ayudar;  b) porque tienen miedo de convertirse en víctimas de los acosadores y c) porque piensan que podrían hacer las cosas mal y perjudicar a la víctima.

Algo muy importante que nuestra observadora proactiva está haciendo es, como hemos dicho, ofrecer su apoyo emocional. Esto como hemos dicho es imprescindible y ya es un acto de ayuda. Además Laura le plantea a Lucas la necesidad de comunicar la situación al personal docente para que se apliquen las medidas necesarias.

Todos los centros educativos tienen la obligación de registrar las incidencias graves o muy graves que impliquen algún tipo de violencia, que se produzcan tanto dentro como fuera del centro educativo y en la que estén implicados de forma directa o indirecta las alumnas y alumnos del centro. Los centros educativos poseen en su mayoría protocolos de actuación ante casos de acoso, por lo que la decisión de Laura y Lucas de comunicar la situación de acoso es muy positiva.

Es importante que tengamos en cuenta que cada caso de acoso escolar es único. Sin embargo, todos tenemos algo que hacer o decir en estos casos. Laura ha decidido apoyar a su amigo Lucas y juntos comunicarlo a sus profesores.

En próximos artículos veremos qué tipo de protocolos de actuación se siguen en estos casos.

No te lo pierdas!!

Referencias bibliográficas

  • Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid. Protocolo para la corrección y sanción de las situaciones de acoso escolar en los centros docentes no universitarios de la Comunidad de Madrid.
  • Cuevas, María Clara, & Marmolejo Medina, María Alejandra. (2016). Observadores: un rol determinante en el acoso escolar. Pensamiento Psicológico, 14(1), 89-102.
  • Defensor del Pueblo (2006). Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la Educación Secundaria Obligatoria (1999-2006). Madrid: Publicaciones del Defensor del Pueblo.