Entrevista La Oficina Imposible

0
858

Muchos de nosotros y nosotras hemos crecido leyendo las historias del joven Peter Parker, del velocista escarlata Barry Allen o el valeroso Steve Rogers. ¿Qué es lo que tienen en común estos superhéroes? Aparte de tener superpoderes, los tres han sufrido acoso en algún momento de sus vidas, incluso después de obtener su increíble poder.

Los cómics son una herramienta excelente para transmitir conocimientos y generar un profundo aprendizaje. Así lo creen nuestros amigos de La Oficina Imposible, creadores de un gran proyecto para luchar contra el acoso escolar a través del cómic. Hoy les tenemos en esta entrevista que nos permitirá conocer este fantástico proyecto.

P: Bueno chicos, lo primero un placer teneros por aquí y que me hayáis dado la oportunidad de leer La Princesa de R.U.I.N.A. Me gustaría antes de nada que os podáis presentar. ¿Quiénes sois y de dónde nace La oficina de lo imposible?

Victor: Gracias a vosotros. Yo soy Victor Aroca, profesor de Geografía e Historia en un instituto y me encargo de las guías educativas del cómic. La idea surgió porque yo  estaba colaborando con un equipo de psicólogos precisamente en un proyecto para trabajar el bullying. El proyecto consistía en utilizar los cómics de Marvel cambiando los bocadillos para construir historias que trabajasen distintos aspectos del bullying junto con las correspondientes actividades didácticas. Con el tiempo se empezó a dar mayor prioridad a las actividades y menor importancia al cómic en sí. Esto hizo que me bajase del proyecto y empezase a madurar la idea del proyecto que tenemos hoy.

Pablo: En medio de esto nos encontramos en una fiesta Victor y yo. Yo soy Pablo Fernández y me encargo del apartado gráfico del cómic. Por ese entonces yo estaba colaborando para Marvel y DC pero enfocado en un público más adulto. Realmente lo que siempre he querido ha sido dedicarme a un público de corte más juvenil y cuando Victor me comentó su idea me pareció perfecta, aunque aún nos faltaba una parte del rompecabezas. Pedro.

Pedro: Si jejej. Bueno yo soy Pedro Ortega y mi especialidad es la educomunicación. Algo que me gusta recordar es que siempre que contamos una historia tenemos una responsabilidad muy importante de representatividad. No es sólo el contenido que escojas para tu historia sino que personajes escoges, qué hacen, cómo actúan, etc. Es una cuestión de responsabilidad a la hora de crear. Puedes escoger entre perpetuar estereotipos o, en este caso, ofrecer una alternativa. Esto es algo que hemos tenido en cuenta a la hora de trabajar en el proyecto para poder utilizar el cómic como herramienta.

P: Que pasada…Sobre esta herramienta… ¿Cómo está estructurado el comic?

R: Verás, los cómics son siete números. Hay un gran hilo conductor de la historia y los personajes que aparecen en ellos atraviesan distintas aventuras, cada uno centrado en un tipo de bullying: físico, psicosocial o cyberbullying entre otros. Además también se centra en los distintos tipos de acosador, de espectadores, etc. Por ejemplo en La Princesa de R.U.I.N.A nos hemos centrado en la exclusión social.

P: Como bien decís, en La princesa de R.U.I.N.A predomina la exclusión social. Cuando hablo de estos temas con docentes siempre les hago la misma pregunta: ¿Cómo consideráis de importante trabajar este aspecto en los espacios de recreo?

R: Mira, nuestro punto de vista es bastante sencillo. Realmente el aula es una especie de laboratorio en el que los niños juegan a aprender y a equivocarse. Si un niño o niña se equivoca se le ponen unas actividades de refuerzo, se le ayuda, se habla con sus padres, etc. Pero a la vez que aprenden matemáticas o historia también están aprendiendo a socializar, aprenden normas de grupo, jerarquías, roles sociales, etc.  Lo que ocurre es que, como en este contexto no tienen una figura docente que marque ciertas pautas, normas, etc cuando aparece una conducta errónea son muy difíciles de detectar y corregir.

A la hora de trabajar estos aspectos es muy importante el equilibrio entre dar libertades e intervenir. Cuando un docente detecta estas conductas es muy importante su labor de intervención, mediación y apoyo a las partes implicadas. Pero no podemos olvidar que cuando hablamos de bullying estamos hablando realmente de muchos aspectos de nuestra sociedad: xenofobia, violencia de género, opresión del más débil, etc y lo que es más importante y con frecuencia se nos olvida a todos: somos modelos de conducta. Los niños y niñas son auténticas esponjas a la hora de retener información de distinto tipo. Si una niña o niño observa que sus padres resuelven los problemas de manera agresiva, gritando, etc, ellos y ellas interiorizan esta forma de actuar con sus semejantes. Si un alumno o alumna aprende que para ganar esa aceptación grupal un medio eficaz es a través de la opresión del más débil y esa conducta se solidifica es cuando realmente tenemos un problema. Problema que, en un futuro, dará como resultado un adulto con un comportamiento similar.

rain 1838900 1920 - Entrevista La Oficina Imposible

P: Habéis reflejado, con muchísimo acierto para mí gusto, el papel de los observadores en esta historia. Para trabajar con los observadores y los agentes implicados en las conductas de acoso ¿Cómo creéis que se podría manejar, tanto dentro como fuera del aula?

Pedro: Realmente es un trabajo que debe hacerse a nivel grupal, no sólo con la víctima y el acosador. Es un trabajo que implica a los docentes, a los padres tanto de la víctima como del acosador o acosadores y a los observadores de la conducta de acoso.

Hemos pretendido que este cómic sea una herramienta preventiva. Si trabajamos con los compañeros y compañeras es importante otorgarles herramientas y recursos no sólo para detectar este tipo de conductas sino también para prevenirlas.

Victor: También es importante recordar que la sociedad tiende a empatizar por lo general con la víctima. Nosotros nos hemos esforzado mucho por empatizar también con el agresor. Siempre tenemos que recordar que el agresor realmente es una persona con unas carencias emocionales que fue en inicio víctima y en ese aprendizaje del que hablábamos aprendió a relacionarse de esa forma. ¿Quiénes son los realmente privilegiados en este contexto? Los observadores. En una clase lo que te dice si estás aprendiendo una asignatura muchas veces es la nota que sacas pero…¿Y en las relaciones humanas? El feedback que recibes. Si tú tienes compañeros que sancionan tu conducta, esa conducta terminará extinguiéndose pero si tienes a tu alrededor personas que te ríen las gracias ese comportamiento continuará.

P: ¿Qué aspectos consideráis que hay que trabajar con todos los protagonistas implicados?

Sabes David…es algo relacionado con lo que mencionábamos antes. No olvidemos que somos modelos de conducta. Cuando un padre o madre lleva en el coche a su hijo o hija al colegio a primera hora de la mañana y grita verdaderas barbaridades a otro conductor o resuelve los problemas en casa a gritos, le está transmitiendo un mensaje muy claro a sus hijos: los problemas se solucionan de esta forma. A estas edades son auténticas esponjas y es importante recordar esto cuando trabajamos este tipo de casos, especialmente en la prevención. Lo mismo ocurre con el futbolista que sale por televisión diciendo que jugar o entrar en cierta página de apuestas es algo bueno. Es un error de responsabilidad de padres, madres y de la sociedad en su conjunto.

Además no podemos olvidar trabajar las habilidades sociales  y estrategias de resolución de conflictos. Hay que hacerles entender que los conflictos no son malos y es importante que asimilen que los conflictos van a existir en su día a día. Cada persona tiene una o varias fortalezas y cuando nos juntamos a trabajar en equipo saldrán diferencias: aprender a gestionarlas y resolverlas es básico. Por este motivo, entre otras razones, la aventura de este cómic sucede en el espacio de recreo donde ellos son los protagonistas y donde son ellas y ellos los que van a resolver la situación con sus recursos y capacidades.

Pregunta: Sobre la representatividad de todo lo que estamos hablando, ha sido especialmente interesante cómo lo habéis hecho a través de los personajes de la historia. ¿Cuál ha sido vuestro enfoque?

Hemos intentado plasmar aquellos aspectos de nuestra sociedad más relevantes como la perspectiva de género pero también temas más de actualidad como la malnutrición infantil como es el caso de este  cómic. Luego está lo que trabajamos a través de nuestros protagonistas.  Tenemos siempre un grupo mayoritariamente masculino y con una o dos chicas que representan la totalidad del colectivo femenino. Siempre está el chico introvertido, el chico estudioso, el chico social, el gamberrete y por último la chica.

Lo que hemos visto es que las chicas aprenden a empatizar con aquellos personajes que les gusten, independientemente del género. Por otro lado, los chicos estamos en una posición mucho más cómoda porque tenemos más donde elegir. Aquí Pedro fue el gran defensor de esta idea, teníamos que darle la vuelta a la tortilla: enseñar a los chicos que pueden identificarse con más personajes independientemente del género.

Volviendo al tema del aprendizaje que hablábamos antes… ¿Cuánta gente no se ha acercado a comprar cómics de Wonderwoman y ha aprendido a empatizar con ella gracias a esa película. Recuperamos el tema de los modelos de conducta: que una mujer ocupe el protagonismo en una película de DC, en este caso, tiene un impacto muy positivo en aquello que queremos transmitir. Pero no sólo hablamos del género sino también el sentirnos identificados con personajes de otras culturas.

P: Otro punto interesante en vuestra historia es el fiel reflejo de lo que ocurre en estos casos cuando nos centramos en el agresor o agresora. Me ha gustado especialmente ese matiz por la imitación de los modelos que pueden reflejarse en los cómics especialmente. Como lector de cómics creo firmemente que muchos villanos son un fiel reflejo de lo que todos podemos llevar en cierto modo dentro. ¿Cómo habéis intentado transmitir este aspecto?

R: Completamente de acuerdo David. Los alumnos y alumnas están hartos de recibir tochos de información y con el formato cómic hemos intentado transmitir estos modelos de los que hablamos. Si tú tienes un villano que refleja fielmente lo que está ocurriendo en tu contexto puedes darte cuenta que, realmente no es una mala persona, sino una persona con una serie de problemas y, lo que es más importante, una persona que a pese a sus miedos, sus dificultades y todo lo que ha hecho al final, acaba haciendo lo correcto y su entorno le puede ayudar.

P: Estamos de acuerdo en que un punto importante a tener en cuenta es el recurso que utilicemos para divulgar y gestionar estas situaciones. ¿Qué podéis transmitirle a nuestros lectores sobre este punto?

R: Seguro que la mayoría de las personas que lean la entrevista hayan pasado gran cantidad de horas en colegios e institutos y estuvieran hartas de eso, ¿verdad? Me gustaría que por un momento todos intentemos recordar algo que hayamos aprendido muy rápidamente. Casi con total seguridad ese aprendizaje lo hemos realizado por una historia que escuchamos, leímos, por una canción, una anécdota, etc, etc. Esto tiene muchísimo sentido si miramos a través de la historia ya que el aprendizaje en un primer momento se realizaba a través de historias.

Nosotros estamos haciendo exactamente lo mismo. Hemos cogido un material que podríamos dar en una charla de bullying, unos personajes, unas historias y los hemos mezclado hasta trocearlo en partes. Con esto tenemos los cómics que iremos sacando y que permiten enfocar esta temática con una herramienta mucho más atractiva para un público más juvenil. Creemos que, de esta forma, el aprendizaje que se produce es mucho más significativo y duradero.

P: Completamente de acuerdo chicos.  Hemos hablado sobre la transmisión de conocimientos e ideas a través de las historias, la cultura y el arte y, como sabéis, esta página también es de música también. Me gustaría saber lo primero: ¿Cuáles son vuestros gustos músicales?

Victor: Bueno a mí me gusta casi todo, quitando lo más comercial, me gusta casi todo.

Pablo: yo realmente escucho mucha música instrumental especialmente cuando estoy trabajando (que es casi todo el tiempo jajaja). Las bandas sonoras me gustan mucho porque también son muy evocadoras.

Pedro: A mí me gusta más el indie y el rock y bueno también el rap.

Victor: Además  la música también nos permite hacer esto que hemos estado hablando. Transmitir ideas, conocimientos y realizar un aprendizaje a través de la música. Yo alguna vez he trabajado en el aula con mis alumnos/as mediante la música (con temas de rap) y funciona muy muy bien.

Pedro: Como comentábamos al principio, cuando creas una obra tienes cierta responsabilidad. El artista que cree algo y piense que no va a tener ningún efecto, está muy equivocado. Entonces vamos a ser responsable en lo que creamos, en los valores que transmitimos, los roles que representamos ya que realmente transmitimos muchos ímputs que poco a poco van calando. Siempre hablamos del reggaeton y de las ideas que transmite pero también está en otros géneros musicales. Recordemos esta labor de responsabilidad para los artistas ya que realmente estos mensajes calan en población cada vez más joven que son verdaderas esponjas.

P: Por último…¿Próximos proyectos?

R: Bueno jeje primero nos gustaría finalizar los 7 números de La Oficina Imposible y tenerlos listos para el próximo curso. El proyecto se encuentra buscando apoyos y financiación que, en estos casos, es fundamental.

P: Bueno, de corazón…espero que tengáis mucho éxito y que este proyecto reciba el apoyo que se merece. Muchísimas gracias por vuestro tiempo y por compartir todo esto con nosotros.

R: A vosotros!