Cómo denunciar el acoso escolar

0
576

En anteriores artículos has podido aprender qué es el bullying  así como los protagonistas implicados en situaciones de acoso escolar. Quizás hayas pensado alguna vez cómo actuar ante situaciones de acoso  y sobre todo cómo denunciar casos de acoso escolar.

En esta ocasión acompañaremos a dos antiguos compañeros de instituto, reunidos tras un par de años sin verse. Distintas vidas, trabajos diferentes, pero ambos con una historia común que van a compartir y que seguramente, no te dejará indiferente.

Las gotas de lluvia caen sobre los cristales de una cafetería de la calle Libreros, en pleno centro de Madrid. Juan y Pablo han quedado allí a las 16:30 para ponerse al tanto de sus vidas. Lo último que supo Juan sobre Pablo fue que había pasado una mala temporada o al menos es lo que pudo enterarse a través de un conocido de ambos.

Ese día Pablo parecía bastante preocupado, como si el peso del mundo estuviera bajo sus hombros. Juan dudaba si preguntar; Pablo no había sido nunca de contar sus preocupaciones pero ese día sentía que su amigo no podía más, como si tuviera el deseo de empezar a gritar todas sus preocupaciones en medio de aquella cafetería.

Bueno tío, te noto algo cansado. ¿Problemas con la empresa? Me dijiste por Whatsaap que te habían ascendido – dijo Juan removiendo su café.

No…no es eso… es la pequeña… Lucía…Lleva un tiempo muy rara. Se aísla mucho, está muy triste y lo último que nos ha dicho a Sara y a mí es que… en el instituto le hacen la vida imposible. La insultan, le dan patadas a su mochila y por los grupos de Whatsaap ni te imaginas lo que ha tenido que soportar – dijo Pablo con los ojos humedecidos, mirando hacia la ventana.

Joder, el acoso está a la orden del día prácticamente. ¿Cómo está Paula? ¿Habéis hablado más con ella? – preguntó Juan.

Pues…hundida. Se pregunta demasiadas cosas. Ningún crío debería vivir una situación así. A ella le encantaba ir al instituto y al equipo de rugby y ahora nada – dijo Pablo.

Ya…te entiendo. ¿Vosotros cómo estáis?- preguntó Juan.

Pues…perdidos. La decimos que no pasa nada. Que la cambiaremos de instituto y que no se preocupe. Pero no sabemos que hacer la verdad. – afirmó Pablo negando con la cabeza.

rain 2538429 1920 - Cómo denunciar el acoso escolar

Bueno tío…creo que te servirá lo que le ocurrió a mi cuñado. Su hijo también pasó por una situación muy parecida a la que me estás contando. En estas cosas es mejor intervenir cuanto antes. Lo recuerdo perfectamente porque mi cuñado es psicólogo y me lo estuvo explicando. En una situación como la que me comentas algo muy positivo es ofrecer a tu hija un espacio y momento en el que podáis hablar, que ella te cuente por lo que ha pasado y está pasando y eso es algo que habéis hecho y podéis estar muy orgullosos – Me has dicho que Paula tiene muchas preguntas. ¿Qué tipo de preguntas os hace?- preguntó Juan mirándolo con los ojos bien abiertos, realmente le preocupaba la situación de su amigo.

Pff…de todo. ¿Qué si hay algo malo en ella? ¿Qué por qué le hacen esas  cosas? – dijo Pablo mirando las gotas de lluvia caer por la ventana.

Mmm. Mira, recuerda bien esto-empezó Juan apartando su taza de café- Paula tiene que saber que para nada hay algo en ella que justifique esos actos. Ella no tiene nada malo. El acoso es injustificable. Son los acosadores los que tienden a buscar argumentos con los que acosar a sus víctimas. La causa de este maltrato se ha de buscar en la persona que ejerce la violencia, sea del tipo que sea tío. ¿Qué por qué la acosan? Verás…mi cuñado lo que me explicó es que los acosadores siempre hacen estas cosas para conseguir algo: sensación de poder, hundir la autoestima de la víctima o como forma de resolver los conflictos porque no tienen otra. Esto claro está, es a grandes rasgos, como bien me dijo Cristobal, mi cuñado, cada caso es único – explicó Juan mientras Pablo le escuchaba atentamente.

Gracias, Juan. Te agradezco esto de corazón. Pero dime… ¿qué podemos hacer? ¿Podemos denunciar de alguna forma esto? Esto tiene que parar- le preguntó su amigo Pablo con una actitud mucho más enérgica de lo que había sido hasta ahora fruto del dolor de su situación.

Mira. Lo mejor que podéis hacer es, como te decía antes, elegir una hora y momento que os venga bien a los tres y hablad. Que ella os cuente y se desahogue. Explicadla que queréis ayudarla de la mejor forma posible y que queréis informar al director del centro. En los centros escolares están en la obligación de actuar ante situaciones de este tipo y además, si no lo cumplen, ya están sancionando a distintos centros por no cumplir con el Real Decreto de no sé qué…

rain 122691 1920 - Cómo denunciar el acoso escolar

Recordamos a Juan que, en este caso, el Real Decreto 15/2007, de 19 de Abril, artículo 23 el que el director de cualquier centro escolar, desde que se conoce la situación de acoso escolar está en la obligación de establecer las medidas necesarias para abordar cualquier situación de acoso escolar.

Además sería bueno que todo lo que os ha podido contar lo anotéis, que quede por escrito para cuando os dirijáis al centro a hablar con el director, tutor, etc. Vamos, sería lo ideal – dijo Juan recostándose sobre el asiento de la cafetería.

Vale…eso de escribir a Paula le gustará. Es su pasión- río Pablo- ¿Y después? ¿Qué hizo tu cuñado? – preguntó.

 Ja ja ja. Recuerdo cuando decías que sería una gran escritora. La próxima Gloria Fuertes. Bien, después de esto que te comentaba, mi cuñado, su marido y su hijo fueron a hablar con la directora del centro. Una mujer extraordinaria según nos comentó luego. Una vez allí le pudieron contar todo lo que les había contado su hijo. Tras esto, la directora se reunió con la junta de profesores y se establecieron las medidas oportunas. Creo que de esto también quedó constancia por escrito – recordó Juan.

En situaciones de acoso escolar, el director del centro deberá reunirse con el tutor de la persona agredida, el tutor del acosador, jefe de estudios y con el orientador del centro escolar. Tras tener conocimiento de la situación se tomarán las medidas preventivas necesarias y se deja constancia por escrito. Estas medidas preventivas están orientadas a dos aspectos: a) garantizar la seguridad de la víctima y b) advertir al acosador del por qué su conducta no es tolerable.

Una vez se conoce esta situación también se procede a avisar a las familias del acosador y de la víctima (en caso de que esta no lo supiera) y a la inspección educativa que, a partir de ahora, conocerá todas las medidas tomadas.

¿Y qué medidas tomaron Juan? Por curiosidad…entiendo que cada caso será único y según el colegio… preguntó Pablo con inquietud.

Pues…

¿Qué medidas crees que se han tomado en el caso que nos está contando Juan? En el próximo artículo continuaremos la historia de Juan y podrás ver las medidas que se han podido tomar en un caso de acoso escolar. ¿Te lo vas a perder?

Referencias bibliográficas

Consejería de Educación y Empleo: Comunidad de Madrid. Protocolo para la corrección y sanción de las situaciones de acoso escolar en los centros docentes no universitarios de la Comunidad de Madrid.

López Hernáez, Lara, & Ramírez García, Antonia. (2014). Medidas disciplinarias en los centros educativos: ¿suficientes contra el acoso escolar?. Perfiles educativos36(145), 32-50. Recuperado en 11 de marzo de 2018, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-26982014000300003&lng=es&tlng=es.

Rodríguez Gómez, J. (2009). Acoso escolar-Medidas de prevención y actuación. Educaçao, 32 (1), 51-58.