Bruce Springsteen y las técnicas psicoanalíticas

0
826

Un día más en Psicorockgía seguimos avanzando en la historia de vida de Springsteen, nos queda muy poquito para llegar al final. También vamos a dar a conocer alguna de las técnicas psicoanalíticas. Estas técnicas son las que se utilizan en el tipo de terapia que ha realizado  el protagonista de nuestra saga.

1.    Continuación de historia de vida de Bruce Springsteen

La música de Bruce es autobiográfica, por lo que sus canciones nos muestran el momento vital en el que se encuentra. La gira de Born in the USA fue el mayor de sus éxitos, le proporcionó una gran cantidad de dinero y cambio su vida musical.

 

Después, apareció el albún Tunnel of love donde captaba sus problemas como hombre en la casa. Fue en esa gira (a los 38 años) cuando Bruce comenzó a enamorarse de Patti, miembro de la banda, por lo que decidió separarse de su antigua mujer. Patti fue con la primera mujer que discutía. Eso era positivo debido a que Bruce estaba empezando a cambiar ese rasgo evitativo que tenía hacia los problemas (herencia de su padre), había comenzado a afrontarlos. Patti tenía mucha paciencia porque Bruce, al igual que su padre, tendía a castigar a las personas que le amaban. Tras una gran confrontación, ella le dejó claro que «se quedaba o se iba» y decidió quedarse, para él esa fue la decisión más cuerda de su vida.

En 1990 nació el primer hijo de ambos, hecho que les hizo verdaderamente felices. En 1991 se casaron y tuvieron a su segunda hija y en 1994 llegó el tercero y último. Bruce tuvo que trabajar duro para poder ser un buen padre, a menudo tendía a aislarse. Sin embargo, con la ayuda de su mujer y la terapia, aprendió a superar la confusión de su infancia y pudo responder a las demandas de sus hijos. La relación actual que mantiene con ellos es muy satisfactoria.

En el caso de Springsteen, parece que en su infancia tenía algunos asuntos sin resolver, que le bloqueaban y estaban influyendo en su presente. Si un terapeuta no indaga profundamente en el pasado, nunca podrá proporcionar una experiencia emocional correctiva -concepto acuñado por el psicólogo Alexander en la década de los años 40-. Es decir, no le daremos al paciente la oportunidad de revivirlo en consulta para darle un significado más sano. En este sentido, se seguirán repitiendo patrones de comportamiento que nos dañan. En definitiva, seguiremos tropezando con la misma piedra porque no nos hemos parado analizar que tiene esa piedra o que hay en mí para no poder evitar tropezar con ella.

De una experiencia pasada se han podido generar aprendizajes erróneos. Como por ejemplo,  desconfiar de las personas para no sufrir. Quizás, al convertirnos en una persona desconfiada, estamos alejando personas maravillosas de nuestro lado.  No les damos la oportunidad de que entren en nuestra vida. Esto parece que le pasó a Bruce y como él hizo, se puede desaprender algo que anteriormente hemos interiorizado en nuestro modo de vida.

2.    Técnicas Psicoanalíticas

Como ya hemos comentado en Bruce Springsteen y la corriente psicoanalítica, el psicoanálisis es una de las corrientes más profundas y van al origen real del problema. Esto facilita que se genere en la consulta esa experiencia emocional correctora. Y ¿Cómo lo hace? Realizado un análisis personal de cada caso a través de una escucha verdadera y acompañado de una serie de técnicas. Vamos a comentar algunas de ellas.

concert 1748102 1920 - Bruce Springsteen y las técnicas psicoanalíticas

  1. La Interpretación por parte del terapeuta se realiza cuando ya hay una relación terapéutica creada y consolidada. Para poder interpretar hay que conocer muy bien a la persona. Consiste en revelar al paciente lo que no sabe de sí mismo. Con ella se acede al inconsciente. Un ejemplo de esto es encontrar la respuesta al POR QUÉ caemos hasta 10 veces en la misma piedra. Una manera de hacerlo podría ser interpretando los sueños, pero no es la única forma.
  2. Otra de las reglas fundamentales que facilita el camino a lo inconsciente es la asociación libre. Consiste en pedir a la persona que diga todo aquello que se le pase por la cabeza, incluso lo más absurdo que se lo ocurra. Todo es válido, no debe poner filtro a sus pensamientos. El terapeuta debe tener una Atención flotante. Cuando la persona diga algo relevante, tiene que señalarlo, analizarlo junto al paciente, e incluso realizar alguna interpretación.
  3. También es muy común la Hipnosis. Al leer “hipnosis» a lo mejor se os ha venido a la cabeza una persona haciendo la gallina o cosas ridículas sin darse cuenta, pero tranquilos, que esa no es lo que hacemos los psicólogo. La hipnosis es una técnica de relajación profunda que lleva a la persona a un estado de tranquilidad que le permite acceder a los pensamientos que están en su preconsciente, es decir, que con un poco de esfuerzo los podemos traer a la consciencia. Es útil para conectar con uno mismo, reducir los niveles de ansiedad y muy buena para el insomnio.
  4. Otro de los protagonistas del psicoanálisis es el Diván, lugar donde se tumban los pacientes. Su uso posibilita todo aquello que tiene que ver con hacer consciente aquellas cosas que nos dañan y así poder cambiarlas, si es posible, o aceptarlas en caso de que no lo sean. Permite revivir experiencias a través de la palabra y darlas un significado más sano. Como decíamos, generar esa experiencia emocional correctora. A pesar de que en el psicoanálisis ortodoxo es fundamental el uso del diván, hoy día hay muchas perspectivas dentro del psicoanálisis y no en todas las terapias psicoanalíticas se utiliza. También se puede realizar un análisis personal cara a cara.

Estás serían algunas de las técnicas fundamentales o más características del psicoanálisis, aunque hay más. Por otro lado, la realidad es que en consulta las técnicas son transversales. Puede haber psicoanalistas más ortodoxos, pero al final, un terapeuta durante su larga formación ha ido adquiriendo diferentes herramientas, de diferentes modelos que aplica y  adapta a la persona que tiene delante. Es fundamental conocer a fondo a la persona que vamos a tratar para así poder adaptar nuestros conocimientos a sus necesidades.

Esperamos que este artículo os haya resultado interesante. No os perdáis el siguiente, es el último de esta saga de Bruce Springsteen. En él finalizaremos su historia de vida y reflexionaremos sobre el trastorno depresivo persistente debido a que es el diagnóstico de Springsteen.