Álvaro Tejedor de Psicología y Comunicación

0
1018

Hoy tenemos el placer de contar con Álvaro Tejedor, psicólogo especializado en el área de la comunicación y las relaciones sociales. Habiendo ejercido como instructor en habilidades sociales en Egoland –una de nuestras empresas amigas- hace escasos años que se planteó un camino en solitario que tuvo como fruto Psicología y Comunicación, la empresa que dirige actualmente.

PyC como a menudo se la conoce, es una empresa que fusiona la psicología clínica y la de recursos humanos. El trabajo se suele centrar en el desarrollo de las habilidades y capacidades que permiten a las personas ya no solo comunicarse mejor externamente, sino hacerlo de una forma más cómoda, fluida y natural.

Por último desvelar un pequeño secreto antes de pasar directamente a nuestra conversación con él, y es que estamos ante un rockero de corazón, así que pocas veces vamos a tener a alguien tan coherente a la idea de nuestra web con nosotros.

maxresdefault

-Buenos días Álvaro. Nos ha dicho un pajarito que de cuando en cuando saludas a la gente chocando el puño a grito de “rock”. No te vamos a pedir que saludes a todos nuestros seguidores así, pero sí que contestes a algunas preguntas, por favor. En primer lugar, como instructor de habilidades sociales, ¿Cuáles crees que podrían ser las tres claves indispensables que todo psicólogo ha de tener en cuenta cuando se pone delante de otras personas a “instruir” sobre este tema?

Un saludo a todos los lectores de tu página. Creo que formar en comunicación o habilidades sociales lo primero que habría que detenerse a pensar es

  • “Qué quiere conseguir la persona que tengo delante”

Un formador debe adaptarse a los objetivos que quiere conseguir la otra persona y no centrarse en demostrar un dogma. Cuando trabajo con alguien que lo que quiere es hacer más amigos debo convertir los recursos que le ofrezco a que pueda satisfacer esa necesidad.

  • “Qué experiencias tiene que vivir para que lo que le ofrezco se convierta en un cambio en su vida”

La comunicación no debe convertirse en un marco teórico que incorporar a su vida. Las sesiones y la formación deben ser prácticas y darse en escenarios reales para que su experiencia sea real. Si por ejemplo quiere hablar en público, vamos a hacer sesiones donde tenga un público real y tenga que vivir la experiencia más cerca posible a lo que se va a enfrentar en el futuro.  Mis sesiones pocas veces son en el despacho. Mi trabajo también es acompañarle en experiencias que puedan ser consolidadoras de un cambio.

  • “No todos tenemos que ser el mismo tipo de comunicador”

Una persona puede querer aprender a ser más asertivo, o a ser mejor comunicador o a tener más éxito cuando quiere hablar en público. Pero cómo formador debes orientarle y formarle en esas habilidades para que las adapte a su forma de ser. Muchos “coachs” enseñan métodos y tratan de que las personas se conviertan en lo que su teoría dice que se tienen que convertir. NO SE TRATA DE ESO. Se trata de que cada uno desarrolle su mejor versión cómo comunicador sin dejar nunca de ser el mismo.

Esas son algunos paradigmas con los que trabajo. Pero podría estar hablando sobre esto bastantes horas. ¡Es algo con lo que disfruto mucho!

-Hace pocos años decidiste montar tu propia empresa, Psicología y Comunicación. Muchos de nuestros lectores habrán pensado en abrir su propio negocio -muchos incluso puede que sean psicólogos- ¿cómo fue el proceso para abrir PyC? ¿Qué pasos fuiste dando hasta que dijiste “lo he conseguido”?

Aún no he dicho “Lo he conseguido”. Evidentemente me siento muy afortunado de poder vivir bien  de algo que me apasiona y con lo que disfruto. Un negocio es algo vivo y hasta que no cierre no podré pensar que es algo ya concluido.

Con respecto al proceso de empezarlo; hice un estudio de cuáles eran los pasos que tenía que dar, ahorré, y me mentalicé de que aunque tenía las oportunidades y fortalezas delante de mí; iba a pasar un año de trabajar como un salvaje. Fueron meses de estar 12 horas al día trabajando, de esforzarme mucho. Si no estás dispuesto a pasar por esa lucha contra tu comodidad diaria hay que recordar que el montar tu propio proyecto es sólo una opción pero que hay muchas otras y que no todos tenemos porque montar nuestra propia empresa.

– Eres uno de los pioneros al llevar la psicología práctica al mundo de la “seducción” o más bien de las relaciones sociales en general. Imagino que respecto a esto hay multitud de opiniones, ¿qué le dirías a alguien que muestra sus dudas o su rechazo al uso de la psicología en un tema como ligar o seducir?

Entiendo las dudas porque me parece que dudar es lo más inteligente que puede hacer una persona. Lo que no entiendo o no me parece tan inteligente es cuando las personas rechazan de entrada algo que no conocen.

Con respecto a la psicología aplicada a la seducción es algo con lo que llevamos trabajando en Egoland muchos años y los resultados están ahí. Hemos ayudado a centenares de personas a mejorar su relación consigo mismos. Porque lo que enseñamos es a mejorar nuestra confianza, a enfrentarse a la ansiedad de una manera eficiente, a utilizar nuestros recursos personales para aumentar nuestras probabilidades para resultar atractivos, a utilizar la ciencia de la comunicación para que nuestras propuestas generen más confianza, etc…

La psicología es joven y del mismo modo que llegó a las empresas, a hablar en público, a las adicciones, a cada vez más sitios…era cuestión de tiempo que se aplicase a algo tan importante en la vida cómo la relación con las personas que te generan atracción y a cómo gestionar todo lo implica, que es mucho. He disfrutado muchísimo como profesional ayudando a gente a sentirse mejor en ese apartado de su vida.

-No podíamos obviar un asunto como la música en nuestra web, ¿qué dos grupos y qué dos canciones recomiendas a los amantes el rock que nos están leyendo ahora?

La música es lo más parecido a Dios que hay sobre la Tierra. En todas las culturas en todas las épocas históricas ha tenido un papel fundamental tanto en la vida íntima, cómo en la vida espiritual, cómo en la vida ociosa de las culturas.

Me cuesta mucho decir sólo dos grupos o dos canciones, así que en lugar de pensar en grandes grupos en mi vida voy a recomendar algunos que he descubierto últimamente y que molan mucho.

Blues Saraceno, The Dogs of War. Hard rock americano animado y con bastante garra. Hacía tiempo que no me animaba a escuchar hard rock porque me daba pereza. Este tío me ha vuelto a generar entusiasmo   con un género que está un poco abandonado.

Otro grupo que he descubierto hace poco es The Dead South, una canción suya que me gusta es The Recab. Country divertido y actual muy disfrutable.

Paul Watzlawick uno de los autores principales de “La teoría de la comunicación humana” exponía uno de los axiomas como “es imposible no comunicarse”. ¿Tiene sentido esto para ti? Y en ese caso, nos surge la duda de si a la hora de impartir talleres o formar a un paciente en algo por el estilo, te surge la dificultad de tener que enseñar más bien a deshacer la forma de comunicarse “poco adaptativa” por decirlo de algún modo,  que a crear una.

Estamos comunicando no sólo con nuestros mensajes sino con nuestra reacción a los mensajes que recibimos. Para mí la comunicación es la mejor herramienta que tenemos las personas para cambiar nuestra realidad. Y sí, mi trabajo se trata de enseñar comunicación cómo de detectar que cosas poco adaptativas hace la persona que tengo delante.

Además no solo estoy hablando de la comunicación con nuestro entorno. La comunicación que más condiciona nuestra toma de decisiones y nuestro bienestar es la comunicación con nosotros mismos. Esa comunicación constante sobre quien soy y cuál es mi papel en este mundo está basada en las creencias que he ido incorporando a lo largo de mi vida.

Así que, fíjate lo importante que es la comunicación. Para empezar a formar en comunicación con tu entorno primero tienes que trabajar en la comunicación contigo mismo, la que construye tu autoestima y tu identidad, pero previamente además tienes que trabajar las creencias que están generando ese estilo de comunicación con uno mismo.

-Otro de los dilemas habituales y más en áreas como en la que trabajas es en qué centramos la terapia. Hay ramas que priorizan lo conductual, otras lo cognitivo y otras incluso lo emocional como eje de la terapia. ¿Cuál es tu forma de entender todo esto –especialmente en el mundo de las relaciones sociales y sus dificultades?

A mí personalmente me cuesta mucho separar lo emocional de lo conductual o de lo cognitivo. Aprender a gestionar nuestras emociones o a dudar de nuestros pensamientos negativos o a construir hábitos saludables es casi imposible sin las otras dos “patas” de la mesa.

Hay un trabajo paralelo entre lo conductual y lo cognitivo que además no va a consolidarse si emocionalmente la persona no siente que hay una diferencia con cada recurso que le vas proponiendo. Me parece poco coherente acentuar sólo uno o dos de estos elementos porque no se sostiene un cambio si no ha habido un entrenamiento en cada área.

-Psicología y Comunicación sigue creciendo, vimos por ejemplo que hace algunos meses estrenasteis nueva interfaz en la web. ¿Cuáles son los planes de futuro a corto y medio plazo que os planteáis como empresa? ¿Hay algo que no habéis tocado y os gustaría integrar en vuestra filosofía?

Seguir creciendo y disfrutando. Yo tengo la fortuna de que me levanto por la mañana y me voy a trabajar sabiendo que no hay nada de lo que hago que no me guste. Ahora se avecina un cambio muy grande porque estamos cada vez más trabajando con empresas que esperan de PyC que hagan de acompañamiento y asesoramiento continuo para algunos de sus directivos y comerciales. Así que por ese lado bastante contento.

Pero para mí el trabajo con las personas  particulares es fundamental porque es lo que realmente me llena, así que espero ir aumentando el equipo poco a poco y seguir teniendo tiempo personalmente para las sesiones de particulares, seguir haciendo crecer el videoblog…

-Si has sido uno de esos rockeros que simulaba un solo de guitarra con la raqueta de tenis en su habitación –qué no lo dudamos- quizás habrás soñado alguna vez dar un concierto en alguna parte con algún músico o grupo en concreto. ¿Dónde y con quién sería?

Un concierto de SoundGarden , Pearl Jam, Metallica…y puesto a poner un sitio, en Marte. Dar el primer concierto en Marte va bastante con mi rollo. Todos con los trajes espaciales…un poco Rammstein el asunto. Entre el público Gandhi, Luther King, Chenoa…Con gente de todas las razas tarareando y comiendo tarta. En mi concierto soñado la tarta sería más importante incluso que la música. Mi concierto soñado sería una especie de concurso de cocina con hilo musical multirracial con todo el mundo en trajes espaciales.

-Por último, hay lectores que plantean circunstancias de verdadera dificultad a la hora de relacionarse o hablar en público, ¿Cuál sería tu consejo para empezar a mejorar en este aspecto?

Para cualquier cambio es importante no esperar a estar motivado. La motivación no llega, se genera con movimiento. Una vez empieces a esforzarte, notarás cambios y llegará la motivación. Si deseas algo, empieza desde ya, con lo difícil que eso es, pero es vital para llegar a algún sitio.

Hasta aquí esta gran entrevista a A.Tejedor, os dejamos con la página de facebook de Psicología y Comunicación para que tengáis la posibilidad de estar atentos a sus novedades.

 

Artículo anterior¿Cómo mejorar nuestra relación de pareja?
Artículo siguienteLos trastornos de la conducta alimentaria y la publicidad
Fernando Díez Serrano
Soy psicólogo general sanitario y fundador de Psicorockgía. He sido ponente en TEDxCalledelacompañia y he colaborado con varias empresas especializadas en habilidades sociales. Entiendo mi trabajo como psicólogo dirigido hacia lo que las personas con dificultades realmente demandan, y priorizo esto a los debates inservibles que se dan dentro del mundo de la psicología de forma nociva e irrespetuosa a día de hoy. Por lo tanto me abro a los múltiples modelos y alternativas que la psicología ofrece a día de hoy y al trabajo multidisciplinar con otros profesionales.